Uno de los errores más comunes de los Cristianos es poner atención al aspecto espiritual de su vida mientras descuidan el aspecto físico: el cuidado del cuerpo, el templo del Espíritu Santo. Mente sana en cuerpo sano.

Sana Doctrina

Sermones Semanales